Timothy Ray Brown, la primera persona en el mundo que se curó del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), reveló este viernes a AP que sufre una recurrencia de la leucemia que se creía que había desaparecido junto con el virus.

El estadounidense descubrió que era VIH positivo cuando trabajaba como traductor en Berlín en la década de 1990. Posteriormente, en 2006 se le diagnosticó leucemia. Brown, conocido como el 'paciente de Berlín', debió someterse a un trasplante de médula para tener opciones de superar el cáncer.

En ese momento, al doctor Gero Huetter, de la Universidad de Berlín, se le ocurrió que trasplantar la médula ósea de un donante con una resistencia natural poco común al virus del sida podría ayudar a, simultáneamente, derrotar al virus en el cuerpo del paciente.

El VIH desapareció después del primer trasplante en 2007, pero Brown aún padecía leucemia. Después del segundo trasplante al año siguiente, el paciente también se recuperó del cáncer.

Ahora Brown, de 54 años, reveló que todavía no muestra signos de VIH, pero el año pasado su cáncer regresó y se ha extendido ampliamente. Hablando sobre el trasplante, el hombre afirmó que "todavía" se alegra de que se lo hicieran, ya que "abrió puertas que antes no existían" e inspiró a los científicos a trabajar más duro para encontrar una cura para el VIH. Después del caso de Timothy Ray Brown, los científicos han luchado por recrear el éxito.

Solo un hombre, Adam Castillejo, también conocido como el 'paciente de Londres', se curó de manera similar después de un trasplante de 2016. Otros pacientes vieron regresar el virus o sucumbieron al cáncer.

El problema para aplicar este tratamiento más ampliamente es que los donantes con una resistencia natural al sida son muy raros y que los trasplantes son arriesgados. Los médicos tienen que destruir el sistema inmunológico enfermo del paciente con quimioterapia y radiación, luego trasplantar las células del donante y esperar que se conviertan en un nuevo sistema inmunológico para el receptor.

Los científicos han estado probando la terapia génica y otras formas de para intentar obtener el efecto de la mutación genética favorable sin tener que hacer un trasplante.

En una conferencia sobre el sida celebrada en julio, los investigadores anunciaron que podrían haber logrado una remisión a largo plazo en un hombre de Brasil mediante el uso de una potente combinación de medicamentos destinados a eliminar el VIH latente de su cuerpo, recoge AP.