Cada invierno, los acantilados de Nazaré, un puerto pesquero portugués ubicado al norte de Lisboa, se convierten en las tribunas de los espectadores que se reúnen para ver a surfistas temerarios lanzándose hacia las olas más altas de la Tierra.

El 11 de febrero fueron testigos de otra ola de récord mundial que fue montada por Maya Gabeira, una surfista brasileña de 33 años que casi pierde la vida en el proceso.

Gabeira y el conductor de su remolcador, el alemán Sebastian Steudtner, se encontraban en Portugal listos para participar en el Nazaré Tow Surfing Challenge, en la categoría de equipo masculino. Gabeira, la única mujer que surfea en la competencia para hombres, estaba en la posición perfecta cuando llegó el grupo de olas más grande del día.

“Estaba en la zona”, dijo Gabeira este mes desde su casa en Nazaré. “Fui mucho más valiente de lo que usualmente soy. Me acerqué bastante al desastre”.

Gabeira se agarró de la soga de remolque cuando Steudtner aceleró su moto acuática a 80 kilómetros por hora y lanzó a la atleta al borde de una cresta gigantesca.

La surfista descendió a gran velocidad por la cara de la ola mientras se dibujaba una curva por encima de su cabeza hasta que se estrelló en lo que ella sintió que eran como explosiones, antes de que el agua blanca envolviera su cuerpo, según relató.

“Nunca había estado tan cerca de una explosión tan poderosa”, agregó Gabeira. “Nunca he sentido esa energía y ese ruido. Se sintió verdaderamente escalofriante”.

Este mes, un equipo privado de ingenieros de olas y científicos del Instituto de Oceanografía Scripps y el Departamento de Ingeniería Mecánica y Aeroespacial de la Universidad del Sur de California precisaron que la ola que Gabeira surfeó ese día medía 22,4 metros, por lo que aplastó su propia marca anterior por más de 1,5 metros.

No solo fue la ola más grande surfeada por una mujer. Fue la ola más grande surfeada por cualquier persona durante la temporada invernal de 2019-20, una novedad para las mujeres en el deporte del surf profesional.

“Creo que es realmente importante que la próxima generación de niñas crezca viendo a las mujeres que logran estas cosas”, aseguró Paige Alms, de 32 años, una de las mejores surfistas de grandes olas en el mundo. “De verdad, el tamaño de tus sueños es proporcional a lo que puedes ver”.

La proeza de Gabeira superó a la realizada por Kai Lenny, campeón del Nazaré Tow Challenge, quien, también el 11 de febrero, surfeó una ola de más de 21 metros. Para el surf de grandes olas fue un momento que recuerda a pioneras de otros deportes como Danica Patrick en las carreras de autos.

Nota completa AQUÍ.