El doctor Mike Ryan, jefe del programa de emergencias de la Organización Mundial de la Salud, dijo el viernes que era poco probable que el nuevo coronavirus sea eliminado.

“En la situación actual es improbable que podamos erradicar este virus”, dijo en una reunión informativa en línea desde Ginebra.

Ryan agregó que, al extinguir los grupos de infección, el mundo podría “potencialmente evitar lo peor de tener segundos picos y tener que retroceder en términos de confinamiento”.