El pueblo ruso abrió la puerta a que Vladimir Putin permanezca en el poder hasta 2036, tras votar abrumadoramente por un paquete de cambios constitucionales que lo permitirán presentarse a las elecciones generales dos veces más, si bien sus críticos sostienen que el resultado es una manipulación a gran escala.

Los resultados oficiales, publicados el jueves tras el recuento del 100% de los votos, mostraron que el exmiembro de la KGB que ha gobernado Rusia durante más de dos décadas como presidente o primer ministro obtuvo con facilidad el derecho a presentarse a dos mandatos de seis años más una vez termine el actual en 2024.

Esto significa que Putin, quien actualmente tiene 67 años, podría gobernar hasta los 83.

La Comisión Electoral Central rusa dijo que el 77,9% de los votos contabilizados en el país más grande del mundo habían dado su apoyo a la introducción de una serie de cambios en la Constitución nacional. Poco más del 21,2% de quienes votaron lo hicieron en contra, dijo el organismo.

Ella Pamfilova, jefa de la comisión, dijo que el proceso de votación fue transparente y que las autoridades habían hecho todo lo posible para garantizar su integridad.

El político de la oposición Alexei Navalny expresó una opinión diferente, calificando la votación de espectáculo ilegítimo e ilegal diseñado para legitimar la presidencia de Putin de por vida.

“Nunca reconoceremos este resultado”, dijo Navalny a sus seguidores en un vídeo.

Navalny dijo que la oposición no protestará por ahora debido a la pandemia de coronavirus, pero que lo hará de forma multitudinaria en otoño si no se permite a sus candidatos participar en las elecciones regionales o si sus resultados son manipulados.