Al menos 113 personas fallecieron el jueves en un deslave en una explotación minera de jade en el estado de Kachin, en el norte de Myanmar, según rescatistas.

Otras cinco personas más habrían resultado heridas, explicó Khin Maung Win, presidente del grupo de rescstistas Thingaha que trabaja en el lugar del siniestro.

Khin Maung Myint, un legislador de Hpakant, el lugar donde está ubicada la mina, dijo que los grupos de rescate con los que contactó dijeron que recuperaron 113 cadáveres y que 54 heridos fueron trasladados a hospitales.

La zona está a 950 kilómetros (600 millas) al norte de la mayor ciudad del país, Yangon, y es el centro de la principal y más lucrativa industria de extracción de jade del mundo.

El cibersitio del periódico 7Day News Journal reportó antes que había 200 personas desaparecidas.

Por el momento no se conocían más detalles del siniestro.

Los accidentes en explotaciones mineras con múltiples fallecidos no son inusuales en el país.

Las víctimas mortales suelen ser mineros que trabajan por cuenta propia y que se instalan junto a enormes montones de tierra extraída por maquinaria pesada. Los mineros de jade suelen trabajar y vivir en la base de esos montículos, que se vuelven especialmente inestable durante la temporada de lluvias.

.