Medellín ha logrado mantener a raya la pandemia. El alcalde Daniel Quintero lo atribuye al rastreo de contagios y a una plataforma que almacena los datos que cedieron millones de personas. Lo que para él es motivo de orgullo, para otros encarna un riesgo al derecho a la privacidad.

Con siete muertes y 1.238 contagios, la segunda ciudad colombiana es de las menos golpeadas por la covid-19 del continente. El control del virus ha permitido atender enfermos de otras zonas y reanudar actividades justo cuando decesos y contaminaciones se disparan en Latinoamérica.

Las cifras son inusualmente bajas para una urbe de 2,4 millones de habitantes y densamente poblada. En el resto del país ya van más de 71.000 contagios y 2.300 muertos desde el 6 de marzo.

"Medellín se está convirtiendo en un referente mundial de cómo resolver problemas utilizando conocimiento, utilizando información", sostiene Quintero, un ingeniero electrónico de 39 años.

En entrevista con AFP, explica la estrategia: preparación del sistema de salud tres meses antes de que el virus aterrizara en Colombia, testeo masivo y su programa Medellín Me Cuida, que reúne una gran base de datos personales.

La plataforma permitió entregar alimentos y subsidios que evitaron que las personas salieran de casa, así como montar cercos epidemiológicos "a una velocidad asombrosa", asegura.

La herramienta fue lanzada el 5 de abril en medio del confinamiento cada vez más relajado que rige en el país desde el 25 de marzo. Más de 3,5 millones de personas están registradas, incluidos pobladores de municipios aledaños.

"Cada vez que nos encontramos un caso [positivo]...hacemos todo un 'tracking' que utiliza información, pero adicionalmente, a través de un rastreo por Bluetooth, sabemos si esa persona entró a un centro comercial, con quién estuvo...y eso nos hace mucho más fácil la tarea", explica.

Sin embargo, analistas se preguntan: "En el poscovid, ¿qué va a pasar con esa plataforma?", planteó el experto en protección de datos Felipe González en una charla del periódico Universo Centro. "¿Qué pasa si se pierde la información o si llega a manos de otros?".

Quintero responde.

- ¿Cómo han contenido la pandemia?

"Medellín es una de las ciudades menos afectadas por el coronavirus en América Latina, en Colombia y una de las menos afectadas en el mundo debido a varios factores...Cuando en Wuhan se estaba descubriendo que el virus se transmitía de persona a persona...empezamos a preparar al sistema de salud, a preparar al personal médico, a establecer tecnología de punta para que el coronavirus nos encontrara preparados...aprovechamos ese tiempo de forma eficiente...Segundo, información, si sabes quiénes están contagiados a tiempo puedes aislarlos y reducir la velocidad de contagio".

- ¿Cómo han utilizado la información?

"Es la operación más grande que se haya hecho en América Latina de recolección de datos y eso se fundamentó...en confianza. Los ciudadanos confiaron en esta alcaldía...Dijeron: 'alcalde, acá tiene esta información que necesita para ayudarnos'...La información a nosotros nos ha permitido mejorar la capacidad para hacer cercos epidemiológicos pero también le ha dado poder a los ciudadanos para protegerse. Nosotros les enviamos un mensaje de texto diario a los ciudadanos de cada barrio de Medellín contándoles cuántos contagios tiene a 200 metros a la redonda. En la medida en que va aumentando el número de casos, las personas van tomando más precauciones".

- ¿Cómo se rastrea?

"Cuando hay un infectado, nosotros sabemos dónde vive, georreferenciado, sabemos dónde trabaja, georreferenciado, pero también sabemos si se montó al metro, a qué hora se montó al metro, con quiénes se montó en el metro, entonces eso nos permite hacer pruebas. Medellín es la ciudad que más pruebas hace por caso positivo...Nosotros hacemos un gran esfuerzo por encontrar los casos de personas asintomáticas, que son las que terminan, muchas veces, contagiando a otros".- Muchos temen perder su privacidad..."Hay obviamente un riesgo muy grande en tener tanto poder, la información es poder y no hay ninguna ciudad en América Latina que tenga tanto poder como hoy tiene Medellín gracias al poder de los datos. Tener información nos ha permitido resolver problemas, pero hay que proteger esos datos para que no sean usados con otros propósitos...La información que no sea necesaria será eliminada una vez se termine la pandemia...los ciudadanos tienen el derecho fundamental a saber qué información guardo yo de ellos, pero además a eliminar la información personal...si así ellos lo desean".- ¿Teme que el virus los embista después del desconfinamiento?"Nos tomamos muy en serio el coronavirus desde enero y no lo hemos dejado de hacer...Al estar abierta la economía, nosotros estimamos que va a haber un crecimiento en el número de contagios. ¿Qué creemos nosotros? Que sí hemos ganado tiempo que nos permitió proteger o mejorar el sistema de salud".