El Gobierno catalán ha aprobado una norma que prohíbe el baile entre desconocidos en locales de ocio. A partir de ahora, después de que el país haya ingresado en la 'nueva normalidad' este domingo, en Cataluña estará permitido bailar en establecimientos de hostelería y restauración o en otro locales de ocio, pero siempre que las personas que participen pertenezcan a un grupo con contacto próximo de forma muy habitual.

Para asegurarse de que las personas del grupo se conocen, el espacio que ocupen para bailar deberá ser reservado con antelación y los integrantes tendrán que registrarse.

Salvo esta excepción, el baile continuará prohibido en las zonas habilitadas para ello en discotecas y otras instalaciones. Estos espacios solo podrán utilizarse para colocar mesas donde los asistentes consuman sentados, manteniendo la distancia mínima de 1,5 metros entre personas que no mantienen contacto de manera habitual o utilizando mascarillas en caso de que no fuera posible.

La patronal del ocio nocturno FECASARM, a través de un comunicado, ha expresado su desconcierto por esta decisión, que han calificado de "repentina", ha reclamado una explicación y ha criticado que se haya tomado sin que haya pasado "previamente por la mesa de trabajo" con los representantes del sector.