Nueva York se sigue adaptando al regreso de actividades comerciales y este día el gobernador Andrew Cuomo anunció que firmará una orden ejecutiva para que los negocios puedan negar el acceso a las personas que no usen un cubre bocas o alguna protección en la cara.

El gobernador dijo que esta decisión es para reforzar las medidas de prevención de contagios. Por otra parte, el gobernador que el enfoque ahora estará en reabrir la ciudad de Nueva York cuando "sea seguro".

Las hospitalizaciones y casos de cuidado intensivo bajaron una vez más a nivel estatal, mientras que el número de muertes diarias se mantuvo fijo en 74 por segundo día consecutivo.