El gasto del consumidor en Estados Unidos tuvo un desplome récord en abril, ya que la pandemia de COVID-19 mermó la demanda, reforzando expectativas de que la economía del país podría contraerse en el segundo trimestre a su ritmo más acelerado desde la Gran Depresión.

El Departamento de Comercio dijo el viernes que el gasto del consumidor, responsable por más de dos tercios de la actividad económica del país, se hundió un 13,6% el mes pasado.

Fue el mayor hundimiento en la medición desde que el gobierno inició el seguimiento de la serie en 1959, y se produce tras la caída de 6,9% de marzo.

Economistas calculaban una baja de 12,6% en abril.