Los neoyorquinos afectados por la claustrofobia tras dos meses de cuarentena a causa del coronavirus recibieron un alivio imprevisto con la decisión del gobernador Andrew Cuomo de reducir los impedimentos a las aglomeraciones en el estado, debido al fin de semana que incluye el Día de los Caídos en Guerras. Pero el clima lluvioso del sábado enfrió a los amantes de las playas y a las multitudes.

A continuación un vistazo a diversos acontecimientos relacionados con el coronavirus en Nueva York:

BAJAN MUERTES DIARIAS

A nivel estatal, Nueva York registró 84 muertes por coronavirus en las últimas 24 horas, su cifra más baja de fallecimientos diarios en varias semanas, lo que el gobernador Andrew Cuomo describió como un hito crucial. El número diario de decesos alcanzó su nivel más alto el 8 de abril, con 799.

Reducir la cifra diaria de muertes en el estado a menos de 100 parecía casi imposible hace varias semanas, dijo el gobernador. El número, considerado un indicador rezagado, ha permanecido persistentemente alto en medio de otros indicios alentadores.

“En mi mente, esperaba con ansia que tuviéramos menos de 100”, declaró Cuomo. “Para mí, es señal de que estamos teniendo un verdadero progreso”.

El número de pacientes hospitalizados también ha disminuido a poco más de 4.600.

MENOS RESTRICCIONES

Cuomo firmó el viernes en la noche un decreto que permite a la gente reunirse en grupos de hasta 10 personas a condición de que se mantengan por lo menos a 1,80 metros (seis pies) unas de otras y que utilicen mascarillas si no pueden guardar esa distancia.

El sorpresivo decreto fue emitido horas después de que la Unión de Libertades Civiles de Nueva York (NYCLU, por sus siglas en inglés) presentara una demanda para impugnar las normativas previas que permitían las reuniones sólo para los servicios religiosos y las ceremonias relacionadas con el Día de los Caídos en Guerras. La NYCLU arguyó que la Constitución amplía ese derecho a las personas que se reúnan por otras razones.

Las medidas decretas por Cuomo podrían propiciar que los neoyorquinos hagan día de campo en los parques y sus patios traseros, a condición de que observen la sana distancia.

ASILOS TRAS ALTA

El gobierno de Cuomo afirmó el sábado incorrectamente que había proporcionado toda la información en su poder relacionada con una solicitud de The Associated Press sobre el número de pacientes de COVID-19 dados de alta de hospitales y enviados a asilos.

La AP compiló su propia cifra de pacientes dados de alta de acuerdo con una polémica orden después que el Departamento de Salud estatal se rehusara a difundir un estudio interno que había efectuado hace dos semanas. La AP contó más de 4.500 pacientes que se recuperaban de coronavirus y fueron enviados a asilos.

Sin embargo, en la conferencia de prensa sabatina de Cuomo, su colaboradora Melissa DeRosa aseveró, al responder a una pregunta del reportero de la AP sobre el estudio interno, que no existe “información alguna en nuestro poder que no hayamos dado a conocer en este momento”.

LISTA DE VIDAS PERDIDAS

The New York Times dedicó toda la primera plana de su edición dominical a una larga lista de nombres de personas que han fallecido durante la pandemia de coronavirus.

Los nombres y breves descripciones, datos extraídos de obituarios de todo el país, llenan seis columnas bajo el titular “Casi 100.000 muertos en Estados Unidos, una pérdida incalculable”, y un subtitulo que dice: “No eran simples nombres en una lista. Éramos nosotros”.