El número de países que han informado casos de un raro síndrome inflamatorio vinculado al COVID-19 y que afecta a niños se ha casi duplicado en la última semana a trece, dijo el jueves el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, en una rueda de prensa.

Nueva York, que asumió el liderazgo en el seguimiento del denominado síndrome inflamatorio multisistémico en niños en Estados Unidos, es uno de los 25 estados del país con casos reportados del síndrome, indicó Cuomo.