La provincia central china de Hubei había eliminado todos los 1.450 puntos de control habilitados en las carreteras hasta el viernes, exceptuando 51 en su capital, Wuhan, con el fin de reanudar el tráfico saliente, informó hoy sábado la oficina provincial de prevención y control epidémicos.

La región, afectada por la neumonía COVID-19, comenzó el 25 de marzo a levantar las restricciones a los viajes de salida en todas las áreas, excepto Wuhan.

Todos los puntos de control en las salidas de las autopistas y en las carreteras a nivel nacional y provincial se retiraron en dos días.

La totalidad de los puntos de control restantes en Wuhan se eliminarán el próximo 8 de abril, cuando la ciudad china más golpeada por el brote de COVID-19 planee levantar restricciones sobre los viajes de salida, tras más de dos meses de cierre.