Hoy, cuando en Lombardía cumplimos 30 días de paros en las escuelas y para muchos como yo de encierro, hay varias cosas que me parecen importante compartirlas sin el ánimo de causar pánico, aunque a veces, creo lo he hecho sin querer, porque lo que aquí se está viviendo no tiene comparación, al menos no por el momento, con otras partes del mundo.

Pero además influyen varios factores. Hoy, después de darnos los números negros del coronavirus en Italia e informarnos que todos son números que van aumentando: 47 mil 21 casos positivos y 4 mil 32 muertos, 627 más que ayer y otra vez por tercer día consecutivo como el “peor” día de todos, los especialistas hoy volvieron a decir que es un error decir que la gente muere POR coronavirus, sino que se muere CON el coronavirus.

Una diferencia importante visto que en Italia, uno de los países más longevos, la media de edad de las personas que se han contagiado es de 63 años, a diferencia de la media de edad de las personas que en China, que fue de 46. Ahí la explicación del porque ya superamos el número de muertos que llegó a tener China en sus peores días.

La edad media de los muertos aquí es de 80 años. Pero además hay otro dato que en México sí les tendrá que preocupar y es que mientras el 3 por ciento de las personas que han muerto tenían cero patologías, el 48 por ciento, contaba con al menos 1 patología y el resto, o sea la mitad, tenía al menos tres patologías, donde las enfermedades respiratorias, la diabetes y las enfermedades del corazón estaban presentes.

O sea que cuando los doctores han dicho que el coronavirus agrava las condiciones o el cuadro médico del paciente, pues cada vez está quedando más claro que es verdad. Italia es de los países más longevos y claro que tiene que ver la gran cantidad de muertos en esa fase de edad. Eso no quita lo dramático ni lo cruel, pero sí explica la gran cantidad de víctimas que siguen habiendo. Pero todos, de cualquier edad, somos portadores y de acuerdo con lo que han explicado los especialistas, la importancia de no salir o movernos de lugar lo menos posible, encuentra un sentido para poder comenzar a bajar el pico de contagios. Hoy en la conferencia de prensa alguien preguntó si con el cambio de clima ya la cosa iba a empezar a mejorar.

La respuesta es que hasta que no se llegue al pico de viralidad, no se va a poder saber. Así que para evitar tanto movimiento sin una buena causa, ya no tarda en salir el Ejército a las calles. Ya también avisaron que restringirán los horarios y días de apertura en los supermercados para que la gente no esté yendo a cada rato. Eso ocasionó que hoy me aventara para entrar al menos una hora... Al rato les sigo contando porque aquí se acerca la hora de cenar y eso aquí, es inevitable.