El alcalde de Venecia está listo para declarar un estado de emergencia después de que la ciudad fue golpeada por la marea más alta en más de 50 años, y se espera que otro aumento provoque más inundaciones y destrucción el miércoles.

Las inundaciones en la ciudad de la laguna alcanzaron su segundo nivel más alto en la estela de la aqua alta, o aguas altas, que alcanzaron 1,87 metros tarde el martes por la noche en medio de fuertes lluvias, justo por debajo del récord de 1,94 metros (78 pulgadas) registrado en 1966.

Un anciano local de Pellestrina, una de las muchas islas en la laguna veneciana, murió cuando fue alcanzado por un rayo mientras usaba una bomba de agua eléctrica, dijo la brigada de bomberos. El cuerpo de otro hombre fue encontrado en su casa.

Más del 85 por ciento de Venecia se inundó, dijeron las autoridades, incluida la basílica histórica y muchas de sus plazas y callejones.

Si bien el nivel del agua cayó ligeramente el miércoles por la mañana, se pronostica que un nuevo torrente de agua, azotado por los fuertes vientos, llegará más tarde en el día, alcanzando un nivel de 1.60 metros.