La fiscal general de Nueva York, la demócrata Letitia James, presentará una demanda contra la Administración Trump por su reciente directriz de "carga pública", que amplía el elenco de beneficios del Estado que los solicitantes de ciudadanía de Estados Unidos o de las tarjetas de residencia no podrán reclamar.

James calificó el documento, emitido por el Departamento de Seguridad Nacional y aún no publicado oficialmente, de "un ejemplo más" de cómo la Administración "da la espalda a las personas que luchan por mejorar su vida y la de sus familias".

"Según esta ley, los niños pasarán hambre; las familias no recibirán atención médica", denunció la fiscal quien se ve obligada a "defender a todas las comunidades" de la sociedad neoyorquina.