Con la finalidad de realizar reuniones para discutir temas clave relacionados con la aceleración de la adopción de fuentes de energía sostenibles, se realizó en la capital de Emiratos Árabes Unidos la décima sesión de la Agencia Internacional de Energía Renovable (IRENA, por sus siglas en inglés).

Desde el 10 de enero y hasta este día se dieron cita en la ciudad asiática alrededor de mil 500 personalidades de alto rango como jefes de estado y de gobierno, ministros de Energía, delegaciones de miembros, así como jefes de organizaciones internacionales y regionales, entidades públicas y privadas y representantes de la sociedad civil.

Entre los participantes acudió el Comisionado Europeo de Política Energética, Kadri Simson, quien sostuvo reuniones bilaterales con socios regionales y mundiales para discutir la situación geopolítica actual en la región y los impactos en la seguridad energética.

Este día el funcionario de la Unión Europea participó en un panel de discusión del Consejo Atlántico sobre geopolítica y seguridad energética, además se reunió con líderes juveniles para discutir el Acuerdo Verde Europeo.

La intención del encuentro internacional fue intensificar los esfuerzos mundiales para desplegar energía renovable y discutir su impacto en la transformación energética y el desarrollo sostenible.

La décima sesión de IRENA se celebró en una etapa importante que exige intensificar los esfuerzos para alcanzar los objetivos mundiales de satisfacer las necesidades sociales básicas, luchar contra el cambio climático y crear resultados económicos sostenibles.

Además, su realización se dio previo al inicio de la Semana de la Sostenibilidad de Abu Dhabi y de la Cumbre Mundial sobre la Energía del Futuro, las cuales se desarrollarán del 13 al 16 de enero.