El zoológico de Culiacán presentó a su primer cría de jaguar macho nacida en cautiverio, que tiene la peculiaridad de ser de color negro.

“Estamos felices de poder contribuir a la repoblación de especies que están actualmente en peligro de extinción, como el jaguar, que es el felino más grande de América y también un emblema para los mexicanos", expresó el director del zoológico, Diego García Heredia.

Con el nacimiento de este jaguar se avanza en la repoblación de esta especia, además de contribuir a la concientización ambiental.

El espécimen nacido posee su pelaje negro debido a una condición que es frecuente en la especie y se denomina melanismo, lo cual es un exceso de pigmentación y por lo que son conocidos como “panteras negras”.

El jaguar tiene 5 semanas y nació luego de un periodo de gestación de 100 días; sus papás son “Sombra” y “Macario”, que lograron concebir después de un año de cortejo.

El cachorro es alimentado con una fórmula especial para pantéridos y tras cumplir el mes se le empezará a dar comida sólida como croquetas especiales para felinos, pollo molido y suplemento de calcio.

Cuando alcance la adultez, es decir, a los 3 años y medio, y que tenga un peso de hasta 80 kilogramos, podrá estar en etapa para reproducirse.