La Auditoria Superior de la Federación (ASF) detectó irregularidades en el manejo, adjudicación de obra y devolución de los recursos federales entregados a municipios de Tlaxcala para la restauración de inmuebles afectados por los temblores de 2017.

De acuerdo con la revisión de los recursos que la Secretaría de Cultura (SC) entregó a los municipios a través del Programa Nacional de Reconstrucción (PNR), se observó que el municipio de Huamantla gastó una parte en gasolinas, baterías, audios o, en el caso de Chiautempan, no existe registro de la aplicación o devolución de los 2.2 millones de pesos entregados.

Según la auditoría, la SC transfirió al municipio de Huamantla 2 millones 700 mil pesos para el proyecto de “Restauración en estación Huamantla”, sin embargo, dispuso 41 mil 500 pesos para pagos de combustible, baterías, aceites y audios que no estaba programados en el proyecto.


Más aun, el municipio decidió no realizar la obra y hasta abril de 2020 reintegró el total de los recursos ministrados, lo que la ASF calificó como violación a la ley debido a que el monto se debió reintegrar a la Tesorería de la Federación dentro de los 15 días naturales siguientes al cierre del ejercicio fiscal.




Por otro lado, la SC transfirió al municipio de Chiautempan 2 millones 296 mil pesos para la restauración del “Templo de Nuestra Señora de los Ángeles (Convento Franciscano)” de los cuales, a la fecha, no se han destinado para el proyecto y tampoco hay evidencia de que fueron reintegrados o ejecutados.


En el caso del municipio de Ixtacuixtla, si bien existen las obras del proyecto “Exconvento Franciscano de San Felipe Ixtacuixtla” por un millón 200 mil pesos, el contrato con la empresas Abreco Construcciones, S.A. de C.V. no tiene las firmas del presidente y tesorero municipal; además, la ASF detectó que el ayuntamiento no presentó la documentación que acredita las cotizaciones y los análisis de estos.



Lo mismo sucedió en Cuapiaxtla con el proyecto denominado “Trabajos de Restauración en Panteón Municipal, Cuapiaxtla” y “Restauración del Portal Chico” por un monto de 672 mil pesos.


Las obras también se adjudicaron a la empresa Abreco Construcciones, S.A. de C.V.; no obstante, no presentó la documentación que acredite las cotizaciones y los análisis de los mismos y los trabajos iniciaron hasta diciembre de 2019.


En el caso del municipio de Tlaxcala, la ASF encontró que tampoco hay documentación sobre la adjudicación de las obras por 4 millones 828 mil 300 pesos, aunque en la visitas la auditoría comprobó que existen y ya concluyeron.



En este caso la federación entregó recursos para los proyectos “Trabajos de Restauración en Templo de San Esteban (Capilla Abierta)”, “Trabajos de Restauración en Hospital de la Encarnación”, “Restauración Catedral de Nuestra Señora de la Asunción (Techumbre y Afectaciones Conjunto Conventual” y “Restauración en Plaza de Toros “Jorge el Ranchero Aguilar”.


Destaca que en el caso del proyecto para la restauración de la plaza de toros, el municipio adjudicó la obra a la empresa Abreco Construcciones, S.A. de C.V. sin cumplir con la norma, además de que no presentó documentos sobre el fallo y las obras las concluyó hasta los primeros meses de 2020 cuando estaban programadas a mediados de 2019.


Por último, una de las fallas que detectó la ASF respecto a los montos transferidos a los municipios de Tlaxcala fue que el solicitante de los recursos fue el Instituto Tlaxcalteca de la Cultura (ITC), por lo que no hay evidencia documental que acredite la autorización de la sustitución entre el solicitante y el beneficiario, ni que procedimiento y criterios se consideraron para dicho cambio, refiere la auditoría.

...