Tlaxcala declaró el pasado lunes un nuevo estado de emergencia sanitaria por la COVID19 y publicó en el Periódico Oficial (POET) las nuevas medidas extraordinarias para contener contagios del virus.

Las medidas son de carácter imperativo para los sectores público y privado y apela a la responsabilidad de los ciudadanos; con su publicación en el POET las reglas aprobadas por Consejo Estatal de Salud adquieren carácter obligatorio y entraron en vigor a partir del pasado lunes y hasta el próximo 31 de enero.

En el sector público se ordena el cierre de centros deportivos y recreativos, plazas y parques públicos, de tianguis y centros de venta de artículos no esenciales; con acceso solo con cubre bocas y a través de filtros sanitarios, así como la suspensión de actividades no esenciales en gobiernos municipales.

En el sector privado, los comercios deben tener un aforo no mayor al 30 por ciento en todas las actividades comerciales; el horario para actividades comerciales deberá ser de 07:00 a 19:00 horas y, en el caso de establecimientos de venta de alimentos preparados, a partir de las 19:00 horas con servicio para llevar.

Solo se autoriza el acceso de una persona por familia a unidades de comercio y queda prohibido acudir con niños menores de 12 años y adultos mayores.

De estas medidas quedan exentos -aunque ello no implica que pueden relajar medidas sanitarias básicas- los sectores de la actividad económica industrial textil, del vestido, automotriz, metal mecánica; de alimentos, bebidas y tabacos, construcción, química, del plástico y del hule, médica, del papel, economía verde y generación de energía eléctrica, tecnologías para la información y economía del conocimiento e industria mueblera.

Hasta ayer Tlaxcala registra ya 12 mil 419 casos positivos acumulados, 624 casos activos en los últimos 14 días y mil 504 defunciones y, de acuerdo con la Secretaría de Salud federal (Ssa), el virus sigue afectando en mayor proporción a hombres de 30 a 49 años de edad.