En las últimas seis semanas epidemiológicas, la Secretaría de Salud (SESA) de Tlaxcala registró estabilidad en los casos de contagios de COVID19 así como una tendencia a la baja en cuanto al número de decesos, sin embargo eso no significa que la población relaje las medidas de cuidado, higiene y distanciamiento social.

Lo anterior, lo informó el Secretario de Salud en la entidad, René Lima Morales durante la conferencia de prensa semanal sobre el avance de la pandemia en la entidad, en la que también dio cuenta que en Tlaxcala suman 9 mil 46 los casos confirmados en los ochos meses que lleva la pandemia, así como mil 39 decesos, 377 casos sospechosos.

También dio a conocer que en las últimas seis semanas, correspondientes a la 42 a la 48, la positividad se ha mantenido, y la moralidad es cinco veces menor, esto con respecto a la cantidad de casos positivos del nuevo coronavirus.

No obstante, el titular de la SESA pidió a la población que ante este panorama no se confíen y no relajen las medidas de cuidado, higiene y distanciamiento social, para evitar un repunte de casos tanto de contagios como de decesos.

Incluso, René Lima advirtió que esas medidas de cuidado deberán permanecer hasta el próximo año aunque se cuente ya con la vacuna contra el COVID19, toda vez que “tener la vacuna no resuelve nada de momento, hasta que se generen anticuerpos y se distribuya, así que en el mejor de los casos eso sucede en seis meses”.

Mientras tanto comentó que la aplicación de la vacuna contra la Influenza registra un avance del 61 por ciento, con lo que Tlaxcala sigue siendo el primer lugar a nivel nacional en ese aspecto.

Por otro lado, dio a conocer que el estado de salud del Secretario de Educación Pública, Florentino Domínguez Ordóñez, es estable y se encuentra recibiendo atención médica en el Hospital de Nativitas, aunado a ello dijo que hay dos funcionarios estatales más infectados.

Sobre las brigadas Cuídate informó que se han ejecutado 82 mil 998; las brigadas Jurisdiccionales 5 mil 878; las Municipales han informado a 333 mil 372 personas.