Denuncias ante las fiscalías general del Estado (FGE) y General de la República (FGR), promovió el gobierno estatal en contra de quien resulte responsable en el caso del bebé que fue declarado muerto en un hospital del IMSS de esta capital, donde su padre lo encontró vivo más tarde en el Área de Mortuorio.

Lo anterior fue informado por el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, quien consideró necesario iniciar estos procedimientos judiciales para evitar la repetición del caso de Lázaro, quien sigue estable en el Hospital General 20 del IMSS, localizado en la unidad habitacional de La Margarita.

"Es un asunto del IMSS, nosotros a pesar de eso, a través de la Dirección Jurídica de la Secretaría de Salud, presentamos denuncias penales ante la Fiscalía General del Estado y ante la Delegación de la Fiscalía General de la República para que se investiguen los hechos".

Según el mandatario estatal, es necesario que "se determinen responsabilidades, se determine si hay delitos cometidos o si hay negligencia médica, o todas las faltas en que se pudieran incurrir".

En tanto, de acuerdo con Santiago Albino Hernández, padre del recién nacido con quien el reportero pudo comunicarse vía mensajes de WhatsApp, “no está tan bien, pero está vivo”; además, subrayó que eso es lo más importante para él y su esposa Elisa.

TAMBIÉN PUEDES LEER:
Santiago y Elisa confían en que Lázaro vivirá tras estar seis horas en la morgue

“Esta delicado, es decir, que está prematuro; pero, ojalá Dios quiera que salga adelante, que me lo proteja”, agregó el ayudante general en una fábrica de esta capital poblana.