Puebla permanecerá bajo las condiciones de reactivación económica previstas en color naranja dentro del Semáforo de Riesgo Epidemiológico por Covid-19 hasta que los contagios en la capital y su zona conurbada desciendan de manera significativa, sentenció el gobernador Miguel Barbosa Huerta; analizan apertura de cines.

En conferencia de prensa, el mandatario indicó que pese a que la Federación indicó que el estado pasó de riesgo alto a riesgo medio, esto no significa que se bajará la guardia en la batalla contra la pandemia del coronavirus.

Por ello, aseveró que la entidad tiene que seguir en condiciones de color naranja por un plazo más –cuyo tiempo aún no se define—pues recalcó que el nivel de transmisión del virus, sobretodo en Puebla capital, es muy alto, por lo que conminó a los ciudadanos y empresarios actuar con reserva.

En ese contexto, Barbosa Huerta indicó que esperará las opiniones de la Secretaría de Salud y la Consejería Jurídica para de ser necesario emitir un decreto que establezca que en Puebla sigue vigente el aforo a un tercio de su capacidad en negocios y en espacios públicos y la suspensión de algunas actividades.

Sin embargo, consideró que salas de cine podrían reanudar sus actividades con las medidas sanitarias correspondientes como lo han hecho en otras entidades, por lo que analizará esta posibilidad; lo que sí descartó es que bares y centros nocturnos puedan comenzar a operar.

Suman 4 mil 220 decesos por Covid-19

Previamente, el secretario de Salud de Puebla, José Antonio Martínez García, informó que Puebla registró 339 contagios y 26 defunciones por Covid-19 durante el fin de semana, con lo cual la cifra de casos acumulados subió a 33 mil 475 y 4 mil 220 defunciones.

Añadió que en la entidad hay 858 casos activos del virus en 62 municipios, además que hay 414 personas hospitalizadas, 73 de ellas con ventilación mecánica asistida en terapia intensiva.