La Secretaría de Salud (SESA) del Estado, dio a conocer que a seis meses del inicio de la pandemia en Tlaxcala han fallecido una mujer durante el embarazo y siete niños, niñas y adolescentes tras contraer coronavirus.

Al respecto, el Secretario de Salud, René Lima Morales explicó que en el caso de la mujer embarazada la prueba de COVID19 resultó positiva es por ello esa muerte fue relacionada con el coronavirus.

“El COVID19 se relaciona o produce alteraciones muy parecidas a algunas enfermedades con daño endotelial, quiero decir con esto que se comporta o puede predisponer a Preeclampsia y la Eclampsia que son enfermedad toxemia del embarazo.

La causa de ese fallecimiento fue por datos parecidos a enfermedad toxemica del embarazo; sin embargo la prueba como fue positiva la relacionamos con COVID19 más no murió por un problema respiratorio pulmonar clásico como lo presentan muchas personas con COVID19”, explicó René Lima.

Dijo que en el caso de mujeres embarazadas únicamente se ha presentado un deceso en lo que va de la pandemia, en ese sentido llamó a la población a reforzar las medidas de protección e higiene con este grupo de riesgo.

Con respecto a menores de edad, el titular de la SESA informó que se han reportado siete decesos entre población menor de 18 años, los cuales fueron detectados al resultar como contactos de adultos que dieron positivo a coronavirus, o bien por desarrollar síntomas por tener algún otro padecimiento.

En ese sentido, Lima Morales mencionó que estos casos fueron “detectados en la búsqueda activa de casos como posibles contactos o con síntomas y los niños que generalmente presentan algún tipo de síntomas porque tienen alguna otra enfermedad asociada, no son niños clínicamente o bioquímicamente sanos que condiciona que el COVID19 les genere sintomatología o problemas por lo que manejamos un grupo especial”.

Comentó que en ese sentido las Brigadas Cuídate, Jurisdiccionales y Municipales estarán informando sobre las características del coronavirus y de la Influenza, así como brindando un efecto protector a la población vulnerable, entre ellos mujeres embarazadas y niños, para disminuir los riesgos de complicaciones por COVID19.