En la conferencia vespertina de la Secretaría de Salud (SSA) federal, se dio a conocer que Tlaxcala presentó en la última semana un descenso en el porcentaje de positividad en las pruebas de coronavirus que se realizan en la entidad al pasar de 40 a 32 por ciento entre las últimas dos semanas.

En la presentación de los componentes por estado, el director general de Epidemiología, José Luis Alomía Zegarra explicó que los casos incidentes, personas recuperadas y defunciones estimadas por semana presenta un comportamiento descendente en las últimas dos semanas (semanas epidemiológicas 29 y 30) de hasta un -8 por ciento en los casos positivos estimados.

“Tenemos dos semanas con evidencias de un descenso pero es un descenso que todavía lo mantiene en un nivel alto, de hecho es menos -8 por ciento en la comparativa de las dos semanas esperemos que esto continúe con esta tendencia, de hecho cuando vemos los casos activos que es del 8 por ciento nos da una idea de que esto se mantendrá esa tendencia porque la cantidad de casos activos es baja de 13 por ciento y es similar a lo que vemos en lo nacional”. Alomía Zegarra, comentó que las defunciones también registran una tendencia a la baja con menos -48 por ciento en la última semana.

Con respecto a los municipios que han contribuido más al factor epidémico, se encuentran Apizaco y Tlaxcala capital que tienen una tendencia ascendente continúa con un nivel importante de transmisión con un índice de entre 55 y 60 por ciento de casos por cada 100 mil habitantes.

El municipio de Chiautempan empezó a registrar un control en el número de casos a partir de la semana 26, y presentó una meseta en la semana 30 que podría significar un descenso en el número de casos positivos pero también debe ser un llamado a mantener el distanciamiento social, las medidas de higiene y cuidados para que no sea un rebrote del virus en ese municipio.

Mientras que Huamantla, Calpulalpan y San Pablo del Monte, tienen una tendencia ascendente pero ligera, por lo que se debe tener cuidado en estos municipios para que la positividad no aumente.

Además Tlaxcala registra una holgada disponibilidad de camas de hospitalización general con 27 por ciento de ocupación; mientras que las camas de hospital con ventilador registran una ocupación del 46 por ciento, lo que debe representar un punto a cuidar para que no se incremente el número de pacientes positivos a COVID19 graves.