El presidente del Poder Judicial de Tlaxcala, Fernando Bernal Salazar consideró que la pandemia por COVID19 obligó al Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE) a incursionar en los mecanismos tecnológicos y digitales para garantizar la impartición de justicia durante la emergencia sanitaria por coronavirus.

En ese tema el presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura del Estado (CJE) consideró que fue vertiginoso pero obligado el ingreso a la impartición de justicia a través de los medios digitales, ya que se generó en el confinamiento generar respuestas responsables e inmediatas para brindar los servicios a la sociedad.

Lo anterior lo declaró el magistrado presidente durante su segundo informe semestral al frente del Consejo de la Judicatura que tuvo lugares este día en el pleno del Poder Judicial local.

Ahí declaró que “el vertiginoso pero obligado desarrollo tecnológico y digital y por supuesto la emergencia sanitaria mundial provocada por el virus SARS-CoV-2 hoy nos obliga a generar respuestas responsables, pero principalmente inmediatas a fin de brindar mejores servicios a la sociedad tlaxcalteca y principalmente a los justiciables, sin menoscabar su salud, su integridad y por supuesto su vida, así como la de las y los servidores públicos que día a día entregan lo mejor de sí en esta noble institución”.

En ese sentido, comentó que durante la pandemia a través del Consejo de la Judicatura del Estado y de sus cinco comisiones, atendieron diversas necesidades y demandas en materia de administración, vigilancia y visitaduría, disciplina, carrera judicial y lo relativo al funcionamiento del Tribunal de Justicia Administrativa.

Destacó que a consecuencia de la contingencia por COVID-19 y de las necesidades de la ciudadanía, “se propuso el desarrollo de un sistema que permita agendar una cita en línea para la presentación de demandas en la Oficialía Común, evitando así la aglomeración de gente y grandes esperas de tiempo en los juzgados de Ciudad Judicial”.

Mientras que en la Tesorería del Poder Judicial, comentó que esa área trabajó con los principios de legalidad, racionalidad, transparencia, honradez y eficiencia garantizando la eficiente aplicación del Presupuesto de Egresos Autorizado para la operación de toda la estructura Judicial, teniendo como fecha de corte el 30 de junio, se registraron ingresos de 197 millones 331 mil 226.16 pesos y egresos de 131 millones 232 mil 912.30 pesos.

Por otra parte, es de destacar que el Instituto requirió adaptarse a las nuevas condiciones para cumplir con sus objetivos, por lo que se empleó el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación para mantener una constante capacitación al personal de este Poder Judicial y del público en general interesado en las diversas temáticas que se abordaron.