De enero a marzo, el Servicio de Emergencias 911 ha recibido más de 170 mil llamadas de las cuales, el 89.2 por ciento han sido llamadas falsas o improcedentes; en comparación con los registros del mismo periodo del año pasado, el número de llamadas creció en un 9.4 por ciento.

De acuerdo a cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (Sesnsp), la entidad tlaxcalteca registró en el primer trimestre del año, un total de 170 mil 895 llamadas de auxilio, de las cuales 152 mil 494 fueron improcedentes o de broma, y el resto (18 mil 401), fueron procedentes.

Esto significa que de cada 10 llamadas que recibe dicho servicio a diario, sólo una es procedente o es verdadera al solicitar el apoyo de seguridad pública o de los equipos de socorro, ante algún incidente; mientras que nueve son para realizar bromas, o son llamadas muchas e incluso algunas son para ofender a los técnicos.

De las llamadas procedentes, el 70 por ciento fue para solicitar seguridad pública; el 14 por ciento fue para solicitar ayuda médica; el nueve por ciento, requirió a los elementos de Protección Civil, y el resto fue de asistencia, servicios públicos, entre otros.

Mientras que las llamadas de broma, la mayoría fue realizada por niños; seguido de las llamadas mudas, llamadas incompletas, insultos de parte de personas adultas, u otras llamadas de no emergencia.

Con ello, Tlaxcala registró una tasa de 11 mil 50 llamadas de broma al servicio de emergencias por cada 100 mil habitantes; apenas por encima del Vecino Estado de Puebla, que registró una tasa de 10 mil 799 llamadas de broma por cada 100 mil habitantes.