El estado de Tlaxcala reportó su primer caso de COVID-19, después de permanecer libre de la enfermedad por casi cuatro semanas, de acuerdo con los análisis de la Secretaría de Salud del Gobierno Federal.

El gobernador, Marco Mena Rodríguez informó que este primer caso se refiere a una mujer que regresó hace tres semana a Tlaxcala tras un viajes a Nueva York, Estado Unidos. La paciente se reporta estable, aíslada y en su casa.

Horas antes, el gobernador había informado que en la entidad se detectaron 33 casos sospechosos de COVID-19, de los cuales 28 habían sido negativos y cinco estaban en proceso.

Incluso, adelantó que entre las medidas a tomar por la declaración de la Fase II se incrementará el número de pruebas de COVID-19 que se aplican en Tlaxcala, incluso en personas que no tengan todos los síntomas, para identificar a posibles portadores y romper cadenas de contagio. Aunque hasta el momento la Secretaría de Salud (SESA) del estado no ha dado información respecto a la cantidad de pruebas que estarán disponibles en la entidad para cumplir con la medida establecida por el mandatario.