Para el año próximo, el Poder Judicial pretende un presupuesto de 375 millones de pesos, lo cual es 100 millones de pesos más al aprobado en este 2019, situación que representa un crecimiento del 36 por ciento de manera general.

De acuerdo al Proyecto de Presupuesto de Egresos del Estado, el Poder Judicial solicitó para el año próximo un monto total de 375 millones de pesos, de los cuales 292 millones 714 mil 161.43 pesos son para Servicios Personales, 12 millones 551 mil 476.38 pesos para Materiales y Suministros, 28 millones 444 mil 1.02 pesos para Servicios Generales; cero pesos para Transferencias, asignaciones, subsidios y otros; 15 millones 290 mil 361.17 pesos para Bienes Muebles, Inmuebles e Intangibles y 26 millones de pesos para Inversión Pública.

Entre los crecimientos importantes que solicita el Tribunal Superior de Justicia del Estado, es precisamente en el capítulo mil correspondiente a los Servicios Personales, en donde se aprecia un crecimiento de 87.9 millones de pesos, al pasar de 204 millones 809 mil pesos aprobados en 2019, a 292 millones 714 mil 161.43 pesos solicitados para el 2020.

Uno de los crecimientos relevantes es en materia salarial; ya que para el caso del magistrado presidente, Mario Antonio de Jesús Jiménez Martínez, en el anteproyecto de Presupuesto presentado por el Poder Judicial, considera un crecimiento del 11.2 por ciento, que es igual a 33 mil 257.14 pesos; sin embargo, en el proyecto enviado por el Poder Ejecutivo, se modificó para quedar en 31 mil 374.66 pesos.

En este caso a manera de recordatorio, Jiménez Martínez está cubriendo el periodo de Héctor Maldonado Bonilla quien fue removido de la presidencia antes de concluir su gestión, por lo que le quedan un par de meses en la presidencia del tribunal. Aunado a este sueldo base contemplado, se suma una percepción complementaria por 31 mil 374.66 pesos; una despensa por dos mil 181 pesos, 13 mil 739.12 pesos de compensación, apoyos adicionales por 124 mil 419.46 pesos, aguinaldo y prima vacacional por 10 mil 905.62 pesos, lo que suma un costo promedio total mensual de 213 mil 994.52 pesos; lo cual representa un crecimiento del 4 por ciento, con respecto a los 205 mil 576 pesos que en promedio se aprobó para el 2019. Para el caso de los magistrados el sueldo base pasó de 19 mil 220 pesos en 2019, a 20 mil 180.58 pesos en el proyecto del 2020; mientras que el costo mensual promedio de remuneraciones brutas pasó de 135 mil 188 pesos en 2019 a 126 453.40 pesos.

A esto se suma la creación de 68 nuevas plazas las cuales ya se encuentran consideradas en el tabulados de sueldos, y dentro del crecimiento presupuestal también se contempla una partida económica para el crecimiento de infraestructura para juzgados familiares, mercantiles, orales y otros.