La Secretaría de Obras Públicas, Desarrollo Urbano y Vivienda (Secoduvi) habilitó los carriles centrales de ascenso y descenso de la carretera Tlaxcala-Apizaco, con la finalidad de agilizar el flujo vehicular y reducir los tiempos de traslado en beneficio de los conductores.

Como parte de la modernización de la carretera, en total cinco carriles por los cuales los automovilistas ya pueden circular a la altura de las comunidades de Belén Atzitzimititlán y San Matías Tepetomatitlán, tres de ellos funcionan con dirección hacia Apizaco y dos para quienes se dirigen hacia la ciudad de Tlaxcala.

La dependencia estatal detalló que continuarán con la colocación de señalamientos e iluminación para que en próximas fechas las vías laterales también ya puedan ser utilizadas, así como el puente que se ubica a la altura de Belén Atzitzimititlán.

La apertura de estos carriles es el resultado del ritmo de trabajo que registra la obra y refleja el compromiso del Gobierno del Estado de mejorar la infraestructura vial en beneficio de las familias.