El encargado de la oficina de representación en Tlaxcala del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Gabriel Pérez Corona informó que fueron liberados de oficinas centrales 22 millones de pesos para saldar pasivos que se venían arrastrando desde hace cuatro años con diferentes proveedores, además para enfrentar el cierre del Ejercicio Fiscal 2019.

En conferencia de prensa, Pérez Corona explicó que el objetivo es estar al corriente con el pago a proveedores, no tener deuda interna, ni pasivos, y comenzar sin deudas el 2020.

"Estamos haciendo la presión del gasto para que los proveedores traigan sus facturas a cobrar, la gran mayoría de las veces el proveedor como en el contrato tiene hasta dos años para cobrar dice que no hay presión para llevar sus facturas pero a nosotros sí nos pega porque se convierte en un pasivo acumulando un dinero que no me corresponde pero que no lo devengo, eso es inversión. Nosotros tenemos que invertir porque de ahí es el crecimiento en los servicios, hospitales, infraestructura, contenido, herramientas, personal, equipamiento, eso es lo importante", explicó.

En ese tenor, dijo que hasta el momento el IMSS no enfrenta desabasto de medicamentos, por lo que de ahora a 2020 está asegurado sin ningún problema.

Incluso, Gabriel Pérez declaró que oficinas centrales aprobó la construcción de dos hospitales de segundo nivel, uno en el municipio de Apizaco y el otro en la zona poniente del estado aunque está por definirse el lugar en el municipio de Huamantla, que tendrán una inversión de mil millones de pesos a inyectarse de aquí al 2024.

La edificación de esas unidades médicas serán construidas una vez que se formalicen las respectivas donaciones de los predios, los cuales deben contar con todos los servicios.

"Nosotros estamos trabajando para dos hospitales que llegan, uno en Zacatelco y otro entre el oriente de Tlaxcala sería Huamantla probable todavía necesitamos ahí afinar lo de los terrenos, ojo con la noticia todavía no tenemos definidos los terrenos; son dos uno es de 90 camas o el otro es de 140 camas, los hospitales tendrán un promedio de inversión de mil millones de pesos, y también tenemos proyectadas dos unidades de medicina familiar y 10 consultora cada una estamos pendiente de la distribución y la necesidad" declaró.

Recordó que el IMSS no compra predios, los recibe en donación para poder construir hospitales y Unidades de Medicina Familiar, lo que sí observa es que los predios tengan acceso a todos los servicios.

Los dos hospitales nuevos se llevarán a cabo de aquí al 2024 durante el ejercicio de la actual administración federal. Dijo que buscarán acercamiento con el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez para que coadyuve a la localización de predios para la construcción de los nuevos nosocomios de segundo nivel.