En la delegación de Tlaxcala del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), las quejas por mala atención a derechohabientes disminuyó entre un 30 a 40 por ciento en lo que va del nuevo Gobierno Federal.

Así lo informó el delegado en Tlaxcala del IMSS, Gabriel Pérez Corona después de la entrega de reconocimientos a 11 trabajadores del instituto que recibieron felicitaciones por su labor por parte de pacientes y derechohabientes, lo que se llevó a cabo en el auditorio del Hospital de La Loma.

Ahí explicó que tanto en los primeros dos trimestres del año la delegación del IMSS en Tlaxcala obtuvo el primer lugar a nivel nacional en el rubro de control interno, lo que refleja el trabajo que se está realizando en la institución, proceso en el que están inmersos todos la plantilla de personal.

Dijo que son los derechohabientes los que califican el desempeño del personal, y que a través de cartas enviadas a las direcciones de los hospitales y a los buzones del Departamento de Orientación y Quejas las cartas de felicitación por los resultados en los procesos de atención médica.

Indicó que esa felicitación al personal “no es obligada, ni dirigida, es espontánea, muchas veces nos mandan al Departamento de Orientación y Quejas una felicitación, se reúnen mensualmente hoy aparecen 45 personas que les dan esta distinción humana. Las cartas son de gente que apenas saben leer o escribir, niños en todas las unidades La Loma, la Clínica 8, Apizaco y en todas las unidades del estado”, lo que –agregó- genera confianza.

Por otro lado, precisó que las quejas por mala atención médica o administrativa han disminuido entre un 30 y 40 por ciento en lo que va de la nueva administración; no obstante, hay detalles que deben ser atendidos para mejorarlos, para ello realizan trabajo de contención y evaluación en todas las áreas del IMSS.

“Hay detalles que tenemos que mejorar estamos haciendo la contención por eso evolucionamos en el IMSS en la atención empezamos desde las fiananzas, servicios médicos, lógicamente tenemos más armas y herramientas administrativas para que sea mejorada la atención”, agregó.

Aunado a lo anterior, mencionó que las denuncias sobre malos tratos a derechohabientes hechas a través de redes sociales son atendidas por el área de comunicación social, y que el personal médico se dedica a solucionar esas muestra de descontento directamente a través de la atención con el paciente y no mediante Facebook o Twitter.

“Solucionamos en la cama de los pacientes, en las cirugías con los enfermos, y acompañando las consultas de la gente y sus familiares, en la redes sociales es comunicación social pero ahí no arreglas corazones”, soltó.