El magistrado del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE), Mario Antonio de Jesús Jiménez Martínez calificó como inconstitucional e imparcial la suspensión provisional que concedió el juez tercero de distrito al magistrado, Héctor Maldonado Bonilla, con lo que se dejó sin efecto su deposición del cargo de presidente, motivo por el cual interpuso un recurso de queja que deberá resolverse en las próximas horas. 

En tanto, el magistrado Jiménez Martínez indicó que en este momento reconocen a Maldonado Bonilla como presidente, porque acatan la suspensión otorgada por la Justicia Federal; sin embargo, el órgano supremo del Poder Judicial es el pleno donde seis de siete integrantes están en contra de que Héctor Maldonado continúe en el cargo de presidente, es por ello que habían avalado su destitución y en su lugar por unanimidad de votos lo designaron como presidente para concluir el periodo a febrero de 2020.

En conferencia de prensa, explicó que ahora tiene un plazo de 48 horas para rendir el informe justificado para ofrecer pruebas en la audiencia incidental que es el próximo martes en la que el juez se pronuncie o no sobre el otorgamiento de la suspensión definitiva. 

No obstante, enfatizó que “no soy yo quien diga qué ocurrió, solo digo lo que puedo justificar que el acuerdo de suspensión dice que el único que puede remover al magistrado y/o presidente es el Congreso cuando el “y/o” presidente no lo dice el artículo 79. 

Independientemente de eso de que solo tenía para resolver el planteamiento presentado por el quejoso en este caso el magistrado Héctor Maldonado, lo que llama la atención es que ya haya legislado e inducido en el artículo 79 que el Congreso puede remover al presidente del Tribunal eso es una ilegalidad”.

El magistrado Jiménez Martínez sentenció que la resolución del juez federal es “a todas luces” imparcial y apartado del texto constitucional, toda vez que en ningún momento se removió al magistrado Héctor Maldonado del Poder Judicial, sino que en su momento la mayoría de los integrantes del tribunal le pidieron su renuncia como presidente por cometer algunas irregularidades pero no aceptó por lo que se propuso que se aprobara la propuesta de que se terminara por anticipado su encargo para que el pleno eligiera en ese momento a un nuevo presidente solo para culminar el periodo para el que había sido asignado que era el 31 de enero de 2020. 

A pregunta expresa sobre si existe, en este momento, una confrontación o lucha entre grupos al interior del TSJE, el magistrado Mario de Jesús Jiménez declaró que “en un cuerpo colegiado solo puede existir la confrontación entre grupos, aquí no los hay, aquí somos siete magistrados y seis han tomado una decisión en el pleno, no hay confrontación, no hay inestabilidad en el Poder Judicial en todos los juzgados se está prestando el servicio y en las salas.