Con el objetivo de fortalecer las labores del campo y coadyuvar a la economía de los productores de Tlaxcala, la Secretaría de Fomento Agropecuario (Sefoa), a través de la Dirección de Agricultura, presentó las seis convocatorias de los programas que ofrece para respaldar a este sector de la población.

José Luis Ramírez Conde, titular de la Sefoa, enfatizó que los apoyos cuentan con una inversión estatal de más de 67 millones de pesos, y destacó que todos los programas tienen un enfoque del cuidado del medio ambiente.

Ramírez Conde señaló que las estrategias "Proyecto Estatal de Reforestación", "Repoblación y Aprovechamiento Sustentable de Maguey en el Estado de Tlaxcala", "Renovación y Mantenimiento de Maquinaria, para Uso Agrícola", "Aprovechamiento de Agua Captada para Uso Agrícola" y "Capacitación en Sanidad Vegetal y Campaña Campo Limpio" son innovación de esta Administración Estatal, mientras que, el "Programa de Apoyo e Impulso al Sector Agrícola" (Paisa), se ha mejorado para beneficiar a un mayor número de productores.

El Secretario de Fomento Agropecuario destacó que por medio de estos programas se busca respaldar a las personas que más lo necesitan, y exhortó a la población a solicitar información para obtener los beneficios que brinda la dependencia estatal. En su oportunidad, Gustavo Eduardo Vargas Farías, Director de Agricultura de la Sefoa, explicó que algunos programas que oferta la dependencia cuentan con enlazamiento entre áreas, lo que permite brindar mayor apoyo y respaldo a los productores del campo y coadyuvar a que tengan mejores resultados.

Los requisitos que señalan las convocatorias son los mismos que se han solicitado en los últimos dos años, y para poder acceder a ellos los productores deberán presentar identificación oficial, Clave Única de Registro de Población (CURP), solicitud de apoyo o inscripción al programa, comprobante de domicilio de los últimos tres meses, comprobante qué de legalidad de la tierra en predios propios, un croquis de ubicación de los proyectos para llegar a las unidades de producción y contar con una cuenta bancaria para realizar los depósitos para que los beneficiados reciban el recurso económico de manera directa.