En la plenaria del pasado miércoles, la diputada petista Michelle Brito Vázquez, pidió la renuncia del Procurador General de Justicia del Estado José Antonio Aquiáhuatl Sánchez, ante los problemas de inseguridad que se han generado en los últimos días, sobre este hecho el Secretario de Gobierno, Aarón Pérez Carro, minimizó el tema y dijo ser respetuoso de las declaraciones de los congresistas.

“Somos respetuosos de los comentarios de las áreas de otras instituciones, solo puedo precisar que el gobierno del estado está haciendo su trabajo, como parte de una de sus obligaciones”, sentenció.

Y es que Brito Vázquez, responsabilizó al titular de la PGJE de la aparición de cuerpos sin vida en la entidad, sobre todo hizo énfasis en los cadáveres ubicados en la calle Venustiano Carranza, a la altura de la empresa Talamsa, comunidad de San Bartolomé, municipio de San Pablo del Monte.

En la máxima tribuna lamentó que entre los muertos se hayan localizado restos de una femenina, además reprochó los sucesos recientes, donde dos policías estatales fueron agredidos por tres presuntos delincuentes en Quiletla, de los cuales también estuvo implicada una mujer.

“Es lamentable pensar que como ciudadanas salgamos a la calle pensando que posiblemente no regresaremos, necesitamos que las autoridades hagan acciones para ofrecer seguridad a los tlaxcaltecas”, señaló en la sesión del pasado martes.