Con la desaparición del programa de Comedores Comunitarios que manejaba la extinta Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), los 27 espacios que existían en diferentes municipios del estado de Tlaxcala dejaron de operar desde el 31 de diciembre de 2018.

Dicho programa era operado a través de la oficina de Políticas Sociales de las oficinas centrales de la Sedesol, no obstante tenía una partida en el Presupuesto de Egresos de la Federación, que en este 2019 quedó prácticamente suprimida para los 5 mil comedores comunitarios que existían en el País.

En el caso de Tlaxcala, operaban 26 comedores comunitarios que atendían a personas en situación de vulnerabilidad dando acceso al consumo de alimentos y de educación en cuanto a los hábitos alimenticios de los ciudadanos, y estaban ubicados en municipios como:  San Pablo del Monte, Huamantla, Tlaxco, Apizaco, Chiautempan, Tlaxcala, El Carmen Tequexquitla, Zacatelco, Nativitas y Contla, entre otros con índices de problemas alimentarios.

Dicho programa se encuentra en proceso de cierre y “se está verificando la entrega-recepción, debido a que en algunos comedores comunitarios que estaban en diversos municipios cuentan con mobiliario perteneciente a la delegación de la extinta Sedesol Tlaxcala”, así lo informó la Secretaría del Bienestar en la entidad.

Al respecto, en la conferencia matutina el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador confirmó el cierre del programa con el retiro del presupuesto para los 5 mil comedores de todo el País como parte de la limpia en programas sociales por actos de corrupción y desvío de recursos, argumentado que los recursos destinados a la alimentación de personas en situación de vulnerabilidad no llegaban a quienes realmente lo necesitaban.

De esa manera el programa de asistencia de tener un presupuesto de 3 mil 205 millones 757 mil pesos en 2018 pasó a nada en el año 2019.