En el sur del estado de Tlaxcala, ya inició un movimiento de inconformidad entre responsables de las estancias infantiles y padres de familia, esto porque no hay claridad para saber en qué condiciones seguirán operando estos inmuebles, sostuvo Jazmín Cortero Sánchez, responsable de la guardería “Itzae”.

En entrevista para este medio, señaló que para el mes de febrero existe la posibilidad de cerrar, pues la situación se presenta insostenible económicamente para los papás, y auguró que dicha situación podría repetirse en otros estados pues en la mayoría de las estancias sobreviven del subsidio federal para pagar renta y alimentos de los menores.

Y es que si bien, no lograron un acercamiento con Andrés Manuel López Obrador cuando visitó la entidad, indicó que fue entregado un documento por medio de la delegada Lorena Cuéllar Cisneros, mismo que contiene la petición de no reducción al presupuesto, así como la solicitud de pago correspondiente a los meses de enero y febrero pues no se ha realizado.

Cabe recordar que la senadora Minerva Hernández Ramos, se pronunció por que junto con sus homólogos, presentarán en los próximos días un punto de acuerdo para solicitar al gobierno de López Obrador, establecer mecanismos para echar abajo el recorte presupuestal al programa de Estancias Infantiles para apoyar a madres trabajadoras, ya que Tlaxcala se está viendo severamente afectada.