Vecinos de Calpulalpan solicitaron a los integrantes del Congreso del Estado que reabran la cuenta pública del Ejercicio Fiscal 2017 del municipio, para revisar en qué condiciones se declaró aprobada por la anterior legislatura, toda vez que existe un probable daño patrimonial por 14.7 millones de pesos y 21 observaciones pendientes por solventar.

Mediante oficio, Enrique Cortés Díaz, Benjamín Rafael Carrasco Barrios, José Miguel García Delgadillo, Ángel Martínez García, Raúl Morales Arista y Javier Estrada Espinoza, vecinos del municipio, pidieron al presidente de la Junta de Coordinación y Concertación Política (JCCP), Víctor Manuel Báez López, iniciar con un proceso de revisión a la aprobación de la cuenta pública 2017 del Ayuntamiento encabezado por Neptalí Gutiérrez Juárez que fue aprobada por la LXII Legislatura.

Los quejosos manifestaron que dicha aprobación se realizó sin tomar en cuenta el informe de resultados de la cuenta pública que presentó el Órgano de Fiscalización Superior (OFS), en el que se señaló un posible daño patrimonial de 14 millones 705 mil 642.52 pesos, así como un total de 211 observaciones pendientes de solventar.

Puntualizaron que es importante reabrir la cuenta pública del Ejercicio Fiscal 2017, para que las autoridades municipales responsables de los manejos del erario respondan por los señalamientos de probable daño patrimonial en perjuicio de los habitantes del municipio.

Y en otra solicitud hecha por separado al mismo presidente de la JCCP, pidieron que el OFS proporcione las declaraciones patrimoniales de los integrantes del Cabildo de Calpulalpan para poder realizar la compulsa entre las percepciones de los funcionarios y lo que se reflejan en sus declaraciones, con el propósito de localizar anomalías.

Dicha solicitud incluye al anterior presidente municipal, a la exsíndico municipal, Carina Flores Avelar y al total de los regidores.