El icono de la música popular Stevie Wonder nació Stevland Hardaway Morris el 13 de mayo de 1950 en Saginaw (Michigan). Ciego de nacimiento, fue un niño prodigio que, con el tiempo, se convirtió en referencia absoluta de la cultura popular de nuestro tiempo.

Más de cien millones de discos vendidos avalan una carrera artística que comenzó cuando, con tan solo once años, 'Little Stevie Wonder' fue fichado por Berry Gordy para su legendario sello Motown.

El resto es una historia que se cuenta a través de canciones y refrendada por 25 premios Grammy. Escogemos cinco:

FOR ONCE IN MY LIFE (1968)

Escrita por Ron Miller y Orlando Murden en 1966 para la compañía discográfica estadounidense Motown Records, fue grabada por por The Four Tops, The Temptations, Diana Ross y Tony Bennett. Pero fue la del jovencito Stevie la que logró más éxito comercial, llegando a alcanzar el número 2 de las listas Billboard de Estados Unidos.

SIGNED, SEALED, DELIVERED I'M YOURS (1970)

Seis semanas en el número 1 de la lista Billboard de R&B de Estados Unidos son carta de presentación más que suficiente para una canción que llegó al 3 en el ránking de pop. Engloba toda la joven genialidad del soul, género entonces en clara pujanza.

SUPERSTITION (1972)

El gran clásico de Stevie fue el single principal de su decimoquinto disco de estudio, 'Talking book', lanzado en 1972 cuando él tenía tan solo 22 años. Número 1 en Estados Unidos y tema contagiosamente atemporal.

SIR DUKE (1976)

Tema infeccioso de funk perteneciente al aclamadísimo álbum 'Songs in the key of life' (1976) y escrita en tributo a Duke Ellington, leyenda del jazz fallecido dos años antes. Enésimo número 1 de un Stevie Wonder que reinó en los setenta totalmente sobrado.

I JUST CALL TO SAY I LOVE YOU (1984)

Una de las canciones más recordadas de los ochenta debido a su melodía pegajosa y a la película 'La mujer de rojo'. Los logros de Stevie seguían siendo apabullantes por aquel entonces: este tema fue número 1 tres semanas en Estados Unidos y sonó en todo el mundo sin parar.

Tras este mega triunfo comercial, Stevie poco a poco fue bajando la velocidad creativa al tiempo que se interesaba más por el activismo social y político. En los noventa publico tan solo dos discos y su última entrega es 'A time to love' de 2005.

Teniendo en cuenta lo profuso de su obra durante los iniciáticos sesenta y los influyentes setenta, es normal que optara por saborear profundamente su legado. Porque menuda colección de canciones.