El cantante británico Sam Fender realizó una presentación en el Virgin Money Unity Arena de Newcastle con un sistema de plataformas que permitían mantener la distancia entre los espectadores.

En este concierto pareciera que todo el mundo tuviera su propio palco VIP, ¿será que los países suramericanos están preparados para recibir proximamente uno de estos? amanecerá y veremos.

Un total de 2.500 personas asistieron al concierto de Sam Fender, todas de pie en 500 mini recintos, a 2 metros de distancia, cada uno con capacidad para cinco personas. Se estima que sin el distanciamiento social, el lugar podría haber albergado hasta 45.000 fanáticos.