Agentes de SHIELD ha finalizado tras siete temporadas. En su último episodio, la serie ha hecho otro gran guiño al Universo Cinematográfico Marvel, ya que el equipo protagonista recurre a un dispositivo antes visto para salvar a la Tierra de los Chronicoms.

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

Alphonso "Mack" Mackenzie y su equipo se reagrupan en el bar clandestino convertido en la base de SHIELD. Allí se encuentran con varios agentes que sobrevivieron al ataque de los Chronicoms, y algunos de ellos llevan consigo reliquias y piezas de tecnología. Cuando las ensamblan, estas piezas forman un puente que abre un portal al Reino Cuántico y lleva a Fitz hasta ellos.

Después del ataque de los Chronicoms, una señal llega a todos los supervivientes de SHIELD. Esta señal no solo atrae a Mack y su equipo al bar clandestino, sino también a aquellos que han estado esperando ese momento durante décadas. Otros agentes también desvelan que habían recibido objetos de origen desconocido.

Simmons reúne las piezas en un solo dispositivo pero se da cuenta de que falta algo. La última pieza la trae un hombre que afirma haberlo recibido de "su amigo Enoch o uno de los Koenig".

Coulson examina la pieza, que es un diapasón. Simmons consigue encajar el dispositivo, pero se da cuenta de que necesita algo más para activarse: su anillo de bodas. La máquina empieza a funcionar y de repente aparece Fitz, que les explica la existencia de esta nueva dimensión. "Podemos viajar a través de algo llamado Reino Cuántico, que nos permite ir entre líneas temporales", explica Fitz.

LA CLAVE DE LA SAGA DEL INFINITO

El Reino Cuántico apareció en las películas de Ant-Man. Se trata de una dimensión donde el tiempo y el espacio no tienen significado. La esposa de Hank Pym, Janet van Dyne, queda atrapada allí después de sacrificarse para evitar que un misil ruso destruyera San Francisco.

Scott Lang (Paul Rudd) lo visitó más tarde durante su última pelea con Yellowjacket, pero logró escapar al final de la primera cinta de Ant-Man. Más tarde regresó allí con Hank Pym (Michael Douglas) para rescatar a Janet (Michelle Pfeiffer) en Ant-Man y la Avispa.

Además, durante la escena post-créditos de esta secuela Scott queda atrapado allí ya que justo en el momento en el que Hank, Janet y Hope Van Dyne (Evangeline Lilly) tenían que sacarlo, Thanos ejecuta su primer chasquido y convierte en cenizas a la mitad del universo... incluyendo a ellos tres.

Más tarde, en Endgame, gracias a la casualidad un ratón activa el dispositivo que traje de vuelta a Scott a esta dimensión, ya varios años después del chasquido. Sus conocimientos sobre el Reino Cuántico, y el portal que da acceso al mismo, y especialmente el hecho de que para él dentro del Reino Cuántico han pasado solo unas horas cuando para el resto han pasado cinco años, serán clave para que los Vengadores viajen en el tiempo a recuperar las Gemas del Infinito y revertir la decimación de Thanos.