Los desarrolladores están ofreciendo nuevas opciones para jugar de manera más física y atraer a personas que buscan formas de ejercitarse sin ir al gimnasio.

Tiffany Ruiz había probado con gimnasios, aplicaciones, rutinas de ejercicios y dietas: un esfuerzo para ponerse en forma y perder peso. “Ninguno funcionó porque ninguno mantuvo mi interés”, explicó.

Ahora, Ruiz está haciendo ejercicio al menos cuatro veces a la semana, gracias a un videojuego.

En su dormitorio, hace carreras cortas, sentadillas y realiza otros ejercicios como levantamiento de rodillas y prensas militares, todo mientras combate en contra de un dragón fornido y sus lacayos en Ring Fit Adventure, un nuevo videojuego de Nintendo, el gigante japonés de tecnología de consumo.

“Estoy tan concentrada en lograr el récord más alto o derrotar a un enemigo que, sin darme cuenta, ya pasaron treinta minutos”, comentó Ruiz, de 26 años, quien estudia para asistente de enfermería en Bakersfield, California.

Ring Fit Adventure, creado para la consola Nintendo Switch, es el esfuerzo más reciente de la industria de los videojuegos por persuadir a los consumidores de levantarse del sofá y volverse más activos. Los desarrolladores están incorporando el acondicionamiento físico como parte de una estrategia dual: retener jugadores al ofrecerles un cambio en la forma tradicional de jugar con un giro hacia el físico y atraer a nuevos jugadores como Ruiz, que deseaba romper con la monotonía de hacer ejercicio.

La campaña es del agrado de los padres y otros proveedores de cuidados preocupados por la cantidad de tiempo que los niños pasan pegados a las pantallas. Además, los juegos sirven para contrarrestar el estereotipo del jugador sedentario que se sienta en una silla durante horas sin levantarse.

“Los desarrolladores buscan llegar a personas que se quieren divertir y poner en forma al mismo tiempo”, dijo Rik Eberhardt, administrador de programas del Laboratorio de Juegos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). “Saben que el ejercicio es bueno para ellos, pero lo pueden llegar a sentir como una tarea rutinaria en sus vidas ajetreadas”.

Los videojuegos para ponerse en forma constituyen tan solo el uno por ciento del mercado, pero la industria en general está creciendo de forma constante. El año pasado, las ventas de los juegos en todas las plataformas generaron 35.400 millones de dólares en Estados Unidos, un aumento del dos por ciento en comparación con 2018, de acuerdo con NPD Group, una firma de investigación de mercado.

“Nuestros últimos datos muestran que el 73 por ciento de los consumidores estadounidenses jugaron videojuegos de una forma u otra”, señaló Mat Piscatella, un analista de la industria que trabaja para NPD. “Dada la amplia gama de jugadores, la industria tiene una gran oportunidad de ofrecer una experiencia más variada de videojuegos”.

Los “videojuegos activos” [“exergaming” en inglés, una palabra que combina “exercise” (ejercicio) con “gaming” (videojuegos)] existen desde finales de la década de 1980, cuando Bandai lanzó el Power Pad, un tapete gris con sensores de presión, para el Nintendo Entertainment System (NES). En la actualidad, los juegos usan sensores de movimiento, relojes inteligentes e incluso realidad virtual para registrar el movimiento de los jugadores.

Los modos de juego también han cambiado. Algunos videojuegos disfrazan rutinas de ejercicio en forma de juegos de rol, baile u otras actividades como correr para escapar de zombis. Otros son aplicaciones para la salud o para actividades físicas que guían al usuario por rutinas de ejercicio con funciones parecidas a las de un juego, como llevar marcadores, retroalimentación en tiempo real y opciones para que participen varios jugadores.

La consola Wii de Nintendo popularizó los videojuegos activos en 2016. Su juego Wii Fit incorporó una tabla de equilibrio para que los jugadores quemaran calorías haciendo calistenia y yoga.

“La consola Wii superó a todas las demás al ser la de más rápida adopción en Estados Unidos en sus primeros tres años”, dijo Piscatella. Wii Fit sigue siendo uno de los juegos más vendidos en Estados Unidos, de acuerdo con NPD.

Nota comleta AQUÍ.