Un colectivo español llamado Almas Veganas, que se autodefine como "antiespecista, transfeminista y libertario", se volvió viral en las redes sociales tras un video en el que dos de sus integrantes afirman que, en el refugio de animales que han creado –al que denominan 'santuario animal'–, han separado a las gallinas de los gallos para evitar "que las violaran".

El revuelo en las redes sociales fue considerable, y la mayor parte de los comentarios que cosechó el video consistió en burlas e insultos contra las jóvenes activistas, que defienden su labor en el 'santuario animal' explicando que tratan de dar "una vida digna" a animales que provienen de granjas donde han sido previamente explotados.

ncluso varios medios de comunicación españoles se hicieron eco a nivel nacional de la postura de Almas Veganas. El canal Cuatro, por ejemplo, las entrevistó en directo, en una cobertura pretendidamente humorística que las propias integrantes del colectivo criticaron por su supuesta intención de ridiculizarlas.

Dado el alcance que estaba teniendo el contenido de su video y la intensidad del 'feedback' negativo que había generado, las integrantes de Almas Veganas decidieron grabar un segundo video, en el que vuelven a denunciar las condiciones de hacinamiento a las que se ven sometidas las gallinas en las granjas avícolas –a las que se refieren como "verdaderos campos de concentración"–, y en el que afirman que "comer huevos genera la explotación de las gallinas desde que nacen hasta que mueren".

"Ni las gallinas ni ningún animal de este planeta son un recurso ni un producto", asegura una de las protagonistas, que acusa al sistema económico capitalista de normalizar el consumo de animales con fines alimenticios y de tener como única prioridad el beneficio económico, aún cuando este se logre "a costa de la cosificación, la esclavitud y el asesinato de millones de animales cada día".