La Secretaría de Educación Pública del Estado (SEPE), advirtió que el regreso a clases presenciales en Tlaxcala será hasta que la entidad se encuentre en color verde en el semáforo epidemiológico nacional, por lo que hasta este momento es incierto si el inicio del ciclo escolar 2020-2021 será desde las aulas en las escuelas o en línea en los hogares.

Por lo pronto, la SEPE que está encabezada por Florentino Domínguez Ordoñez, informó que se contempla la implementación de medidas sanitarias a fin de proteger a las y los niños en los planteles educativos, por lo que se llevará a cabo una jornada de sanitización en todas las escuelas, para lo cual la institución cuenta con un plan operativo para realizar esas acciones en contra del COVID19.

En ese sentido informó que debido a que las condiciones de salud aun no son las idóneas, la Secretaría de Educación Pública del Estado decidió posponer, para la siguiente semana, la jornada de desinfección de las escuelas, esto con miras a que el 10 de agosto comience los cursos remediales presenciales para educación básica.

Sin embargo, informó que las actividades escolares presenciales del Ciclo Escolar 2020-2021, iniciarán, únicamente, con semáforo verde, cuando todas las actividades estén libres de restricciones sanitarias. Mientras tanto, es incierto si el inicio del ciclo escolar que es el 31 de agosto será en las aulas de las escuelas o en línea desde los hogares.

Por otro lado, la SEPE junto con las y los maestros, directivos y padres de familia están estudiando todas las alternativas que garanticen al máximo la salud de los actores educativos; como medida preventiva el ingreso y permanencia en los centros escolares, una vez que se retomen las actividades presenciales.

No obstante, “se ha apelado a la sensibilización de los padres de familia para que manden a sus hijos a la escuela con cubrebocas, y se prescindirá de ellos (previa formación y capacitación) en su interior sólo al realizar actividades donde no se registre ningún riesgo de contagio o en las que se garantice la sana distancia entre cada uno de los actores que componen la comunidad escolar”.

También, analizan la posibilidad de la colocación de algunos mecanismos de protección como mamparas o acrílicos en los pupitres para abonar a los mecanismos de protección entre la comunidad estudiantil.