El Presidente Nacional de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Eduardo Ramírez Leal, declaró esta tarde que promoverá con el Gobierno Federal y los estatales, la contratación de empresas locales para el desarrollo de proyectos de infraestructura y evitar ser desplazados por compañías foráneas.

Para eso, indicó que concretará las alianzas necesarias con el nuevo Gobierno Federal, que estará encabezado por el líder del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, para que con legalidad y transparencia se realicen las licitaciones para asignación de proyectos, pero en los que se les dé prioridad a las empresas locales para detonar el desarrollo en los estados y municipios.
 
Lo anterior lo dio a conocer durante conferencia de prensa; antes el líder nacional de la CMIC tomó protesta en las oficinas de la Cámara en Tlaxcala  a 17 jóvenes empresarios del sector de la construcción que se integraron a la agrupación.
 
Ahí el representante nacional, comentó que la representación será promotora de que en los estados donde haya proyectos de infraestructura, tanto federal como estatal, se dé preferencia a las empresas locales para desarrollarlas, con lo que se detonaría el desarrollo en las entidades con la generación de empleos, fortalecer a la industria de la construcción, y disminuiría el porcentaje de empresas desplazadas por compañías foráneas.

Más adelante, remarcó que los empresarios jamás deben volver a ser vinculados con la corrupción, sino trabajar dentro de la legalidad y acabar con la impunidad, en ese evento el líder nacional estuvo acompañado por el presidente de la Delegación Tlaxcala, Sergio Cruz Castañón, así como de diversos afiliados.

Cruz Castañón en su oportunidad, expresó que los empresarios adheridos a la Cámara  “queremos ser actores dinámicos, hacer propuestas, pues después de pasadas las elecciones se ha generado una nueva esperanza para todos los mexicanos. Es momento de modernizarnos, de una mejora continua en nuestros procesos, pero también necesitamos un Gobierno inteligente, abierto y competitivo”.