En junio de 2020 Tlaxcala perdió rápidamente el número de municipios libres de COVID19 y, con la segunda ola de contagios, los municipios de Tlaxco, Nanacamilpa, Españita, Tocatlán, El Carmen Tequxquitla, Ixtenco y Coaxomulco están en riesgo por su contexto de carencias y pobreza, según el “Visor geoespacial de la pobreza y la COVID19 en los municipios del país” del Coneval.

El visor muestra que el riesgo de contagio y muerte por el nuevo coronavirus es elevado en las zonas con mayor población en pobreza, pobreza extrema o con carencias relacionadas con la seguridad social, falta de carreteras y centros de servicios de salud públicos.

De ese modo, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social comparó la positividad en los municipios de los estados en relación con los niveles de pobreza y el grado de carencia por acceso a la salud para determinar el riesgo de la población.

En el caso de Tlaxcala, la pobreza extrema se concentró en los siete municipios antes mencionados, además de que existe carencia por servicios en Nopalucan, Teacalco y San Juan Huactzinco con el 30 por ciento de su población que no puede acceder a servicios de salud.

Por otro lado, casi el 60 por ciento de la población de los municipios de Huamantla, Apizaco, Tlaxcala, San Pablo del Monte y Zacatelco carece de seguridad social, condición que empata con la tasa de informalidad laboral.

En junio los municipios libres de coronavirus se pintaron de amarillo en la entidad por la alerta de positividad local. Aunque, a través de datos actualizados el 5 de enero de 2021, los municipios con mayor pobreza reportan casos activos, en promedio se trata de 5 a 9 casos, por lo que no existe riesgo alto pero si alerta por los contagios en proporción a su población.