El coordinador de la Asociación de Hoteles y Moteles del Estado de Tlaxcala (AHMET), Juan Carlos Hernández Whaibe estimó que el sector cerrará el año 2020 con entre 20 y 25 por ciento de ocupación hotelera, esto de mantenerse a la baja el nivel de contagios de COVID19.

Indicó que cuando Tlaxcala pasó a indicador amarillo en el semáforo epidemiológico, que significa nivel medio de contagio, la entidad reportó un 16 por ciento de ocupación de habitaciones de hoteles y moteles por al menos por una noche.

De mantenerse esa tendencia, Hernández Whaibe estimó que al cierre del año se podrá observar un aumento de hasta el 25 por ciento, que de cumplirse significará una disminución con respecto a los registros del año 2019.

Al respecto, recordó que “el año pasado terminamos con un 51 por ciento de ocupación hotelera, de acuerdo con nuestros números pues difiere un poco con el de la Secretaría de Turismo del Estado, porque tiene otro tipo de muestra.

Pero en general, tal vez podríamos contextualizarlo a nivel anual, el año pasado tuvimos ingresos por 560 millones de pesos de gasto turístico, de los cuales 30 por ciento corresponde a hospedaje, 30 por ciento a restaurantes, gasolinas y souvenirs, entre otros”.

En ese tenor, subrayó que al cerrar entre el 20 y 25 por ciento de ocupación en este 2020, eso significará una disminución de hasta el 80 por ciento, y solo se podrían recaudar en este año complicado 150 millones de pesos, aproximadamente.

No obstante, con las actuales condiciones de la pandemia, el empresario hotelero comentó que “empieza a haber una recuperación paulatina, porque al principio de la pandemia estuvimos como en un 5 por ciento y ya en septiembre se tuvo un 16 por ciento de ocupación, aunque es relativo porque, según sé, tenemos algunos hoteles cerrados todavía. Están esperando al semáforo verde, porque entre más grande sean sus gastos de operación se incrementan, entonces prefieren cerrar”.