El sector turístico de Tlaxcala será el que más tardará en recuperarse de la crisis que ha generado la pandemia de coronavirus, toda vez que depende de la movilidad, de compartir y actividades presenciales, así lo consideró la titular de la Secretaría de Turismo del Estado (Secture), Anabel Alvarado Varela.

Lo anterior, lo declaró durante la ceremonia de reapertura de la Zona Arqueológica de Cacaxtla-Xochitécatl este 28 de septiembre, después de más de seis meses de mantener cerradas sus puertas al público por el riesgo de contagios de COVID19.

Ahí al pie del gran basamento, la funcionaria estatal comentó que “el sector turístico fue el primero que resintió el golpe, y el más que más tiempo va a tardar en reponerse porque el turismo significa movilidad, compartir, y reacostumbrarnos a tener nuestras actividades en una nueva condición de vida, la que debemos hacer mientras no existan medicamentos o vacunas”.

Fue enfática al declarar que si bien la actividades en las zonas arqueológicas, museos, galerías, y demás inmuebles culturales deben continuar, pero con los cuidados y medidas necesarias de higiene para no poner en riesgo ni a los trabajadores de estos centros ni a los visitantes.

Dijo que la reapertura de las zonas arqueológicas en Tlaxcala que están a cargo del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), es un momento simbólico ya que se trata de compartir el patrimonio y las raíces del pueblo tlaxcalteca, además de que con la reactivación del turismo de manera paulatina las familias que viven en torno a estas zonas podrán apoyarse económicamente.

El director del Centro INAH, José Vicente de la Rosa Herrera indicó que Cacaxtla-Xochitécatl son dos sitios de especial importancia en el horizonte cultural de México, por lo que la reapertura es un motivo de fiesta. También destacó y reconoció a la familia Orozco del Estado de México por ser los primeros visitantes que recibió en esta nueva normalidad la zona arqueológica de Cacaxtla.

Además, recordó que la reapertura de las actividades en las zonas arqueológicas será de manera paulatina, con las medidas de cuidado e higiene, y de distanciamiento, con el propósito de evitar cadenas de contagios.