El Covid-19 tuvo una letalidad en el empleo formal de 5.2 plazas aniquiladas por minuto entre marzo y julio de este año, de acuerdo con cifras del IMSS.

Los datos del instituto muestran que en el acumulado de esos cinco meses se destruyeron un millón 117 mil 584 trabajos, lo que evidencia que al virus le bastaron 153 días para arrasar el equivalente a lo construido en los 760 días que transcurrieron de 2018 a 2019, tiempo en el que se crearon un millón 3 mil puestos.

El número de empleos perdidos por la pandemia representa el doble de los habitantes de la alcaldía Cuauhtémoc de la Ciudad de México.

De ese tamaño es el boquete que deja el virus SARS-CoV-2 en el mercado laboral, luego de que julio parece mostrar el fin de los empleos perdidos.

En marzo inició la baja de plazas, con 130.6 mil; en abril se profundizó la destrucción, con 555.2 mil; en mayo se sumaron otros 344.5 mil; para junio, 83.3 mil más, y en julio sólo fueron 3.9 mil.

Para agosto, de acuerdo con cifras que adelantó el presidente Andrés Manuel López Obrador, se espera que comiencen a recuperarse parte de las plazas que se cerraron en el periodo.

El mandatario mexicano informó que en lo que va de este octavo mes fueron contratadas 30 mil personas.

Plazas más vulnerables

De marzo a julio de 2020, siete de cada 10 plazas eliminadas fueron empleos permanentes, sumando 791 mil 648, en tanto que los puestos eventuales destruidos en los últimos cinco meses ascendieron a 325 mil 936.
En los últimos 12 meses se registró una disminución de 889 mil 427 puestos, equivalente a una contracción de 4.4% a tasa anual.

Estas cifras superan el peor momento de la crisis de 2009, cuando la contracción anual fue de 601 mil 733 plazas y una tasa de -4.2%, pero no superan al peor punto de la crisis de 1995, momento en que la caída anual fue de 955 mil 431 puestos, con una tasa de -9.3%, comentó en Twitter David Kaplan, economista del Banco Interamericano de Desarrollo.

Los sectores que presentaron la mayor contracción anual en puestos de trabajo fueron construcción, con una pérdida de 11.% en julio respecto al mismo periodo del año anterior; servicios para empresas, -8.8%; extractiva, -7.5%; transformación, -4.2%; comercio, -2.3%; y transporte y comunicaciones, -1.1%.

Las actividades que reportaron un incremento anual fueron el agropecuario, con un alza de 2.5%; servicios sociales y comunales, 2.4%, y electricidad, 0.7%.

De las 32 entidades del país, 30 de ellas reportaron una baja anual del número de trabajadores adscritos al IMSS hasta julio, entre las que destacan Quintana Roo, con una caída de 24.2%; Baja California Sur, -10.9%; Guerrero, -7.4%; Puebla, -6.8%, y Ciudad de México, -6.1%.

Los únicos que lograron un aumento fueron Tabasco, con un alza de 1.9%, y Baja California, 0.8%, respecto a julio de 2019.

Nota completa AQUÍ.