Unos mil negocios de la Ciudad de México han aprovechado para expandirse hacia las banquetas y arroyo vehicular para tener más aforo y respetar el distanciamiento social, informó la Secretaría de Movilidad (Semovi).

Los establecimientos han utilizado los lineamientos “Ciudad al Aire Libre” donde se establece la habilitación de cajones de estacionamiento, calles y banquetas para facilitar el distanciamiento social, expandiendo las áreas de uso para comercios con enseres en la vía pública.

Para poder ofrecer sus servicios, los negocios tuvieron que descargar la constancia de aviso de registro al programa “Ciudad al Aire Libre” y colocarla en un lugar visible junto con su carta compromiso.

De acuerdo con el conteo general de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP), en el primer mes de operación, poco más de mil negocios realizaron, de forma voluntaria, el registro de su servicio mercantil para conocer las reglas a seguir para la ocupación del espacio público y, de ese modo, garantizar el cumplimiento de los protocolos de reapertura”, informó Semovi.

La dependencia generó un documento en el que recopiló algunas recomendaciones específicas como las consideraciones del diseño por tipo de calle en donde se privilegia la movilidad.

Esta guía señala los materiales que se recomienda utilizar a fin de disminuir el riesgo de contagios por COVID-19 y mejorar la seguridad vial; entre ellos, figuran las barreras físicas alrededor de cada espacio de arroyo vehicular utilizado para la colocación de enseres. Asimismo, como delimitadores se podrán ocupar elementos de confinamiento de tránsito o de desvío y protección en obra, los cuales pueden ser: barrera vial, baliza o poste alineador, barril de seguridad y conos de tránsito, o bien, macetas con plantas autóctonas o que estén adaptadas al clima de la zona”, se indica.