La Secretaría de Hacienda y Crédito Publico informó el pasado lunes 29 de junio, entre otros aspectos relevantes, la ampliación del plazo para recibir y atender solicitudes de los usuarios de servicios financieros y pequeñas y medianas empresas, interesados en restructurar sus créditos vigentes contratados con la banca comercial, del 30 de junio al 31 de julio.

Lo anterior en razón de los efectos económicos generados por la contingencia sanitaria, incluyendo aquellas operaciones de crédito que hubieran sido autorizadas en el curso del mes de marzo y que también pudieran haberse visto impactadas por los efectos de las disposiciones emitidas por las autoridades sanitarias de cuidar la sana distancia.

Esta medida es muy importante para las personas con un crédito de nómina, personal, hipotecario, automotriz o de tarjeta de crédito, al permitirles analizar la conveniencia de diferir sus pagos y hacerse de la liquidez necesaria para solventar sus gastos familiares en estos momentos, para lo cual pueden consultar en la página de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF), los distintos esquemas y requisitos que ha establecido cada uno de los bancos para tal efecto.

A la fecha y de acuerdo a las cifras oficiales dadas a conocer por las autoridades financieras, el saldo de los créditos reestructurados por la banca comercial ascendió a 916 mil 94 millones de pesos, beneficiando a poco más de 4.8 millones de personas y 3.2 millones de empresas.

Como ejemplo, en los créditos a la vivienda que representan para los acreditados un pago importante de sus ingresos del mes, el importe de los apoyos otorgados significan el 33.3% del saldo de la cartera de crédito hipotecario al mes de abril de este año; en los créditos personales los apoyos representan el 30.7%; en crédito al auto el 25.6% y, en el caso de las tarjetas de crédito, el apoyo significa el 24.3% del saldo de esta cartera con 2.7 millones de tarjetahabientes. Si eres usuario de servicios financieros en general, la CONDUSEF te recomienda como acciones de recuperación de una crisis económica: 

Diferenciar entre lo que deseas y lo que necesitas. 

Escuchar y valorar las opiniones de los expertos, consúltanos. 

Evitar deudas que no podrás pagar en un corto plazo, sobre todo los créditos exprés, la mayor parte de las veces resultan ser un fraude.  Si vas a empeñar, compara el porcentaje de avalúo que te ofrecen, tasa de interés, costos y posibilidad de refrendos, así como la demasía, o cualquier servicio que te ofrezcan. 

Analizar lo que ganas y gastas con ojo crítico, elabora un presupuesto detallado, ajústate a él e identifica los gastos que no necesitas. 

Para los gastos que son necesarios, evalúa si estás pagando el precio adecuado y de preferencia cotiza alternativas. 